1. Cuando madrugas para escribir.

     
  2. Cuando lees el comentario que dice que estás buena aunque siempre sales despeinada en las fotos.

     
  3. Cuando ves el número de comentarios en la entrada del famoso bloguero.

     
  4. Cuando lees que el famoso bloguero dice que tu libro es “el peor libro de cuentos” que ha leído.

    Primero piensas que eres la primera en algo. Luego te das cuenta de que no es bueno.

     
  5. Así cree el famoso bloguero que escribiste el libro que critica.

     
  6. Cuando tu madre y tus amigas ven los comentarios en la entrada del famoso bloguero.

     
  7. Cuando te mandan el link del blog donde “critican” tu libro.

     
  8. Cuando lees la reseña de un famoso bloguero sobre tu segundo libro.

    (Si no veis el gif, haced click aquí).

     
  9. Cuando salí en El País como escritora emergente, me imaginé esto. 

     
  10. Cuando Senabre te cita (a favor) en su crítica sobre la antología en la que apareces. 

     
  11. Cuando llevas casi una semana sin salir en ningún periódico. 

     
  12. El reportaje sobre tu padre, tu hermano y tú en El Confidencial.

     
  13. Cuando te enteras de que formas parte de la generación “de la precariedad”. 

     
  14. Cuando te preguntan por el prólogo de Olmos y la -presunta- polémica. 

     
  15. Cuando te preguntan si estás en las dos antologías de jóvenes narradores.